Receta Irresistible de Quequitos de Mantequilla y Vainilla: Sabores Clásicos Renovados

Introducción

Disfruta de la dulzura y el sabor incomparable de unos clásicos quequitos de mantequilla y vainilla. Esta receta te guiará paso a paso para crear el postre perfecto para acompañar tus tardes de café o como un dulce detalle para cualquier ocasión.

Ingredientes

  • 1 taza de azúcar blanca
  • 1/2 taza de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 2 huevos
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1 1/2 tazas de harina para todo uso
  • 1 3/4 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1/2 taza de leche

Aparatos de Cocina

  • Molde para quequitos o cupcakes
  • Batidora eléctrica o manual
  • Bol grande para mezclar ingredientes
  • Cuchara o espátula para mezclar
  • Varillas para batir
  • Cupcake o papel para hornear quequitos

Pasos a seguir para su elaboración

  1. Pre-calentar el horno a 175°C (350°F).
  2. En un bol, batir la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla esté suave y pálida.
  3. Incorporar los huevos uno a uno, batiendo bien después de cada adición.
  4. Añadir el extracto de vainilla y mezclar.
  5. Combinar la harina y el polvo de hornear, y luego añadir a la mezcla de mantequilla alternando con la leche. Batir bien hasta obtener una masa homogénea.
  6. Colocar los papeles para quequitos en el molde y llenar cada uno hasta 2/3 de su capacidad con la masa.
  7. Hornear durante 20-25 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro de un quequito éste salga limpio.
  8. Retirar del horno y dejar enfriar antes de servir.
Quizás también te interese:  Receta Irresistible de Galletas de Mantequilla de Maní Caseras

Valores nutricionales positivos de la receta

Estos quequitos de mantequilla y vainilla son una delicia que, consumidos con moderación, pueden aportar ciertos beneficios a tu dieta:

  • La mantequilla, aunque es una fuente de grasas, aporta también vitaminas solubles en grasa como la A, D, E y K.
  • Los huevos brindan proteínas de alta calidad y son ricos en vitaminas B, fundamentales para el metabolismo energético.
  • La harina es una buena fuente de energía por su contenido de carbohidratos complejos y también ofrece fibra, vitaminas del grupo B y minerales.
  • A pesar de ser un postre, moderar el consumo de estos dulces puede ayudarte a mantener una relación equilibrada y disfrutar de los placeres de la vida sin excesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio