Pasta Cremosa en Salsa Blanca con Espinacas: La Receta Perfecta

Introducción

Disfrutar de un plato de pasta no solo es un deleite al paladar, sino también una forma estupenda de incorporar diferentes ingredientes nutritivos en nuestra dieta. La receta de pasta en salsa blanca y espinacas que presentamos a continuación, es una opción perfecta para quienes buscan un equilibrio entre sabor y salud. Te invitamos a seguir esta sencilla guía para preparar un platillo que, sin duda, se convertirá en uno de tus favoritos.

Ingredientes

  • 400 g de pasta tipo penne, fusilli o la de tu preferencia
  • 2 tazas de espinacas frescas
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina de trigo
  • 2 tazas de leche
  • 1 taza de queso parmesano rallado
  • Sal y pimienta al gusto
  • Nuez moscada (opcional)

Aparatos de cocina

  • Olla grande para cocinar la pasta
  • Sartén grande para la salsa
  • Colador para escurrir la pasta
  • Tabla de cortar
  • Cuchillo
  • Varilla manual o cuchara de madera

Pasos a seguir para su elaboración

  1. Poner a hervir agua en una olla grande con sal. Una vez que esté hirviendo, agregar la pasta y cocer de acuerdo a las instrucciones del paquete.
  2. En una sartén, derretir la mantequilla a fuego medio. Añadir la harina y revolver constantemente para formar una pasta sin grumos.
  3. Verter la leche gradualmente a la mezcla de mantequilla y harina, sin dejar de batir para evitar que se formen grumos y lograr una salsa suave.
  4. Una vez que la salsa comience a espesar, agregar el queso parmesano rallado. Revolver hasta que el queso se haya fundido y la salsa tenga una consistencia cremosa.
  5. Agregar las espinacas a la salsa y sazonar con sal, pimienta y nuez moscada al gusto. Cocinar por unos minutos hasta que las espinacas se ablanden y se integren bien con la salsa.
  6. Escurrir la pasta y mezclar con la salsa blanca hasta que esté bien cubierta. Servir caliente.
Quizás también te interese:  Pasta Penne Casera con Salsa de Tomate, Salchicha, Queso Parmesano y Albahaca: Una Delicia Clásica

Valores nutricionales positivos de la receta

Esta receta de pasta en salsa blanca y espinacas es no solo deliciosa sino también nutritiva. La pasta nos proporciona energía a largo plazo gracias a su contenido en hidratos de carbono complejos. Las espinacas son una excelente fuente de vitaminas A y C, además de minerales como el hierro y calcio. El queso parmesano, por su parte, aporta proteínas y calcio. La combinación de estos ingredientes convierte este plato en una comida balanceada y una excelente opción para una dieta saludable. Disfrutar de esta receta es beneficiarse de un plato rico en nutrientes y en sabor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio