Receta Irresistible de Galletas de Mantequilla con Glaseado Perfecto

Introducción

Las galletas de mantequilla con glaseado son una delicia que nos remonta a los momentos dulces de la infancia y a las meriendas en familia. Se caracterizan por su textura crujiente y su sabor a mantequilla, que se realza con la dulzura del glaseado. Esta receta te guiará paso a paso para que puedas deleitar a todos con estas galletas caseras, perfectas para acompañar tu café o té.

Ingredientes

  • 200 gramos de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 150 gramos de azúcar glass
  • 1 huevo grande
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 400 gramos de harina de trigo
  • 1 pizca de sal
  • Para el glaseado:
  • 200 gramos de azúcar glass tamizado
  • 2-3 cucharadas de leche
  • Colorantes alimentarios (opcional)

Aparatos de Cocina Necesarios

  • Batidora eléctrica o manual
  • Bol grande para mezclar
  • Rodillo
  • Bandeja de horno
  • Papel vegetal o tapete de silicona para hornear
  • Cortadores de galletas (opcional)

Pasos a Seguir para su Elaboración

  1. En un bol grande, bate la mantequilla con el azúcar glass hasta obtener una mezcla cremosa y suave.
  2. Añade el huevo y el extracto de vainilla, y sigue batiendo hasta que estén bien incorporados.
  3. En otro recipiente, combina la harina con la sal. Incorpora esta mezcla poco a poco al bol con la mezcla de mantequilla, batiendo hasta que la masa sea homogénea y manejable.
  4. Envuelve la masa en papel film y déjala enfriar en el refrigerador por al menos 30 minutos.
  5. Precalienta el horno a 180ºC y prepara la bandeja de horno con papel vegetal.
  6. Estira la masa con el rodillo sobre una superficie ligeramente enharinada hasta que tenga un grosor de unos 5 mm.
  7. Con los cortadores de galletas o un cuchillo, corta las galletas en las formas deseadas y colócalas en la bandeja de horno.
  8. Hornea durante 10-12 minutos o hasta que estén ligeramente doradas.
  9. Deja que las galletas se enfríen completamente antes de decorar.
  10. Para el glaseado, mezcla el azúcar glass con leche hasta obtener una consistencia suave pero firme. Si lo deseas, divide el glaseado en varios recipientes y añade colorantes alimentarios.
  11. Decora las galletas con el glaseado usando una manga pastelera o un cuchillo pequeño.
  12. Deja que el glaseado se endurezca antes de servir.

Valores Nutricionales Positivos de la Receta

Quizás también te interese: 

Las galletas de mantequilla con glaseado aportan energía debido a su contenido en carbohidratos, que son la principal fuente de energía para nuestro cuerpo. La mantequilla proporciona ácidos grasos que son necesarios para la absorción de vitaminas liposolubles. Aunque es un alimento que debe consumirse con moderación, durante un tentempié o una ocasión especial, las galletas caseras son una opción más saludable que las alternativas industriales por no contener conservantes ni aditivos artificiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio